Si tienes hipertensión arterial (tensión alta) y tomas medicación para regular tu presión sanguínea, seguramente te han recomendado hacer un control de las cifras tensionales en tu casa.

La automedición de la tensión arterial forma parte del autocuidado y es fundamental saber hacerlo correctamente.

Tomar la tensión arterial es algo sencillo pero debes seguir estas recomendaciones:

Utiliza un aparato de medir validado. Consulta en este listado y en esta página.

Lee las instrucciones de fabricante del aparato de medir la tensión arterial si es la primera vez que lo usas.

También si es la primera vez, tómate la tensión arterial en ambos brazos, esperando un par de minutos entre cada toma y anota en qué brazo te ha salido el valor más alto. Una ligera diferencia es totalmente normal. Utiliza siempre ese brazo para medirte la tensión arteria (se conoce como brazo control).

Tómate la tensión arterial a la misma hora del día, preferiblemente antes de comer.

Evita tomártela después de un disgusto o de un momento de nervios.

Tampoco si acabas de hacer ejercicio.

Orina antes, evita la sensación de tener que vaciar la vejiga mientras te controlas la tensión arterial.

Evita prendas que se ajusten al brazo, no te subas la manga y la dejes apretada en el antebrazo, te puede dar unos resultados erróneos de la tensión arterial. Es mejor que te quites la ropa del brazo que usarás para medirla.

El aparato medidor debe estar en contacto con la piel.

Quítate el reloj si usas un medidor de muñeca. Si el medidor es de brazo, no es necesario que te lo quites.

Siéntate con la espalda recta y con el brazo apoyado a la altura del pecho. La mesa del comedor es un buen lugar para hacer la toma de la tensión arterial.

Descansa unos minutos en esta posición.

La mano debe estar relajada, no la aprietes en un puño.

Si utilizas un tensiómetro digital (oscilométrico) de muñeca, dobla ligeramente el brazo en ángulo. El aparato debe estar a la altura del corazón.

Si lo usas de brazo (el aparato recomendado), colócalo dos dedos por encima de la flexura del codo, con la pantalla delante.

El manguito debe ser adecuado al tamaño de tu brazo, existen diferentes tamaños que se adaptan a diferentes tamaños.

El tubo que sale del manguito de brazo tiene que estar por delante del mismo, centrado y hacia abajo, hacia la mano.

Si tienes un tensiómetro manual necesitarás que la toma la realice otra persona, que escuchará la tensión por medio de un fonendoscopio. Requiere algo más de entrenamiento.

Debido a ello, te recomiendo un modelo automático digital, de muñeca o brazo, mejor este último. Los tensiómetros se pueden encontrar en farmacias, parafarmacias y tiendas de ortopedia. En la actualidad su uso se ha generalizado, como su comercialización y puedes encontrarlo en grandes superficies.

Tanto en un modelo como en otro, el brazalete debe quedar a la altura del corazón.

Al darle al botón de inicio se hincharán el brazalete o la muñequera, de forma automática.

No hables ni te muevas mientras se hincha.

Los resultados saldrán en la pantalla.

Espera un par de minutos y vuelve a medir la tensión arterial.

Anota los dos resultados en un diario. Debes anotar: día, hora y qué medicación tomas. Lleva siempre este diario cuando acudas a tus visitas de control.

El aparato debe ser calibrado periódicamente (una vez al año), sigue las recomendaciones que incluyen. Algunas farmacias lo hacen o consulta con tu profesional sanitario, comprobarán frente a un aparato calibrado que el tuyo lo está también.

Tu profesional sanitario te indicará la frecuencia con la que debes controlar tu tensión de manera individual. Se suele recomendar tomarse la tensión dos veces al día (por la mañana y por la noche) de una a tres veces por semana.

En próximos vídeos hablaremos de los valores normales y os daremos recomendaciones para un mejor control de la tensión arterial.

 Guía NICE Hipertensión arterial en adultos 2011

Toma de la tensión arterial usando un tensiómetro de brazo

12 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias y se utilizan para guardar los videos que selecciones para verlos más tarde, habilitar tus búsquedas en la web, Google Maps para mostrar mapas de ubicación en la web y tu geolocalización y gestión de las cookies en el propio blog.

gdpr (allowed cookies), gdpr (consent_types), 1P_JAR, CONSENT.

Analíticas

Son utilizadas por la plataoforma de Google Analytics para recopilar datos sobre tu navegación en el blog.

_ga, _gat, _gid

Mailing

Cookie utilizada para capturar tus datos en el momento de inscribirte en nuestra lista de distribución por e-mail con Mailchimp.

_AVESTA_ENVIRONMENT