Es importante saber realizar un correcto cepillado de dientes. Es un hábito de higiene que nos va a proteger de problemas en nuestra boca y que se debe empezar a educar desde pequeños.

Se debe cepillar los dientes siempre tras cada comida y también antes de acostarse.

Divide la boca en cuatro cuadrantes, realizando una cruz imaginaria, para evitar olvidarte de alguna zona.

Aplica una pequeña cantidad de dentífrico en el cepillo, no coloques demasiada porque puede provocar un exceso molesto de espuma dentro de la boca.

Empieza por la parte de arriba, por el primer cuadrante, cepillando la cara externa de los dientes, cepillando de arriba a abajo, colocando el cepillo perpendicular a los dientes y ligeramente inclinado hacia la encía, girando ligeramente el cepillo hacia abajo limpiaremos diente a diente, repitiendo el movimiento varias veces. Siempre desde la encía al diente, nunca al revés.

Una vez cepilladas las caras externas, cepillamos las caras internas de los dientes haciendo lo mismo.

Acabamos cepillando la parte del diente con la que masticamos, cepillando adelante y hacia atrás.

Repetimos el mismo proceso con el cuadrante superior que nos falta.

Seguimos con la parte inferior de la boca, también dividida en dos partes.

Cepillamos la cara externa de los dientes, colocando el cepillo perpendicular al diente, ligeramente inclinado hacia la encía. Cepillaremos con un movimiento ascendente, girando el cepillo, siempre desde la encía al diente.

Cepillaremos las caras internas de los dientes de la misma manera y las parte del diente que usamos para masticar la cepillaremos con movimientos horizontales.

Acabamos cepillando el otro lado de la parte inferior de la boca de la misma forma.

Termina cepillando la lengua, saca la lengua, coloca el cepillo perpendicularmente en la parte posterior y arrastra hacia la punta, siempre de atrás hacia delante.

La seda dental y los enjuagues bucales son complementarios a la higiene y sirven para ayudar a eliminar la placa dental que se encuentra entre los dientes.

El enjuague bucal no deben usarlo los niños menores de seis años y hasta los 12 años deben usarlo delante de adultos para evitar que lo traguen. El hilo dental se puede incorporar a partir de los ocho años.

Recuerda que el cepillo debe estar limpio y en buen estado, debes cambiarlo cada dos o tres meses.

Se aconseja realizar una limpieza de dientes en tu dentista una vez al año.

Una boca sana es símbolo de una buena salud.

Agradezco especialmente a Pedro Soriano por sus buenas ideas y por dejarme a «sus chicos»y a Olga Navarro por hacer de hada madrina y traerlos hasta casa, gracias por su ayuda en la realización de este vídeo. Sin ellos no hubiera sido posible..

 

Cepillado manual:

 

Con cepillo eléctrico:

14 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Es fundamental difundir estos mensajes para mantener una buena higiene dental. Con estos consejos que da Rosa se pueden evitar muchas de las complicaciones que tienen lugar en cuanto a salud dental. Lavarse correctamente los dientes después de cada comida es clave.
    Un saludo.

  • Gracias Rosa por otro gran vídeo tan educativo e ilustrativo!!!! ¿A partir de qué edad se aconseja el cepillado dental??

    • Hola Chris, el cepillo de dientes debe usarlo cuando tenga una motricidad adecuada, es decir, pueda usarlo por si solo, eso ocurrirá entre los 4 y 6 años, antes, cuando el diente haya salido por completo, puede limpiarse con una gasita humedecida en agua.
      El cepillo y la pasta dental debe ser exclusiva para su uso y debe ser especial para niños, el cepillo será más suave y pequeño y la pasta con una composición diferente a la de adultos.
      Hay que tener presente que los niños antes de los 7 u 8 años tienen dificultades en enjuagarse la boca y pudieran tragar la pasta, así que usar poca cantidad o incluso únicamente el cepillo sería lo adecuado antes de esa edad.
      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí y comentar.

  • Muy buen post, bastante gráfico ayudara a muchas familias a la hora de aprender y enseñar a los más pequeños a tener una buena higiene y salud oral.

  • Es bueno y recomendable lavarse la boca y cepillarse los dientes ya que la Boca es un cultivo de bacterias y si uno no se lava lis dientes lo unico que provoca es que las bacterias se multipliquen y lleguen a picar tus dientes ppr ello es recomendable cepillarse siempre los dientes….

  • Hoy en día es muy importante saber o aprender a lavarnos los dientes ya que mucha gente no lo sabe o nisiquiera sabe ocupar un cepillo.
    La importancia de lavarnos los dientes es prevenir que salgan caries pues cuando no los lavamos la comida se queda ahí por horas o por días entonces esto ocasiona que nos salgan caries o tener un mal aliento o los dientes amarillos.

  • Es muy importante saber el cepillado de los dientes ya que la mayoría de las personas no sabe hacerlo o no sabe utilizar un cepillo lo que ocasiona que no tengan un cepillado adecuado recordando que un cepillo debe cambiarse cada 3 meses.
    La importancia de lavarse los dientes es prevenir algunas caries ya que si no nos cepillamos los restos de comida se quedan ahí & eso ocasiona que nos salgan caries.