Cuida tus gafas, te durarán más tiempo y protegerás tu visión.

Mantener las gafas limpias es importante para poder ver bien y es necesario limpiarlas adecuadamente para evitar rallarlas o dañarlas.

Quítate las gafas con las dos manos, sujetándolas por la montura, si usas una sola mano puedes acabar deformando la montura.

No las dejes apoyadas por el lado de las lentes (de los cristales), es mejor dejarlas dentro del estuche o sobre las patillas. Nunca las dejes en el suelo ni sobre una silla o sofá.

En el baño, no las dejes sobre la pica del lavamanos, es un lugar peligroso, expuesto a salpicaduras de líquidos, colonias, cremas y también a caídas accidentales.

No las dejes bajo una fuente de calor (p.e) parabrisas del coche, estufas o calentadores.

No lleves las gafas en el bolsillo o bolso sin protegerlas. Es preferible guardarlas en un estuche duro para evitar que se rompan por accidente.

Para limpiar tus gafas, sigue estos consejos:

Si las lentes son orgánicas se pueden limpiar pasando una gamuza en seco por los cristales.

La mejor opción es el agua y jabón, recuerda secarlas bien con un paño suave, evita dejar húmeda la montura, seca bien especialmente las pequeñas partes metálicas.

No uses líquidos agresivos (alcohol, colonia, antigrasas).

Existen líquidos especiales para limpiar las lentes que incluso evitan que se empañen, lee cuidadosamente sus instrucciones de uso.

Recuerda que debes revisar tu graduación con tu óptica cada año o antes si dejas de ver con nitidez.

Cuidando tus gafas, te durarán más tiempo y cuidarás también tu salud.

 

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *