Browsing articles tagged with " heridas"
may 14, 2012

Tratamiento de las quemaduras

Estamos con Josep María Petit, un enfermero experto en heridas de la piel y quemaduras con el que hemos hablado en otras ocasiones.

En este vídeo nos indica qué hacer en caso de una quemadura en el hogar.

Transcripción de la entrevista:

-“R: ¿Qué hay que hacer ante una quemadura en casa?

– JM: Lo más importante es procurar no quemarse, obviamente, porque una vez sufrida la quemadura todo lo demás son cuestiones delicadas y todas comportan un mínimo de sufrimiento.

El tema es amplio aunque se pueda reunir y sintetizar en una sola palabra: quemadura.

Pero no es lo mismo una quemadura pequeña, estas quemaduras que todos hemos sufrido alguna vez en la vida que lo que es una quemadura grave, donde ya tienen que intervenir sin demora y sin lugar a dudas un equipo de profesionales lo más bien preparados posible porque las consecuencias pueden ser muy graves, pueden ser terribles.

Si nos referimos a esas pequeñas quemaduras que sufrimos especialmente en el hogar, en algunos puestos de trabajo, incluso en contextos de ocio… cuando acabamos de sufrir la quemadura lo más importante es lo que en la terminología o en el argot nuestro decimos enfriamiento de la quemadura.

El enfriamiento de la quemadura no significa aplicar frío tal cual se podría interpretar, sino intentar que el calor que ha quedado acumulado en la piel se neutralice lo más rápidamente posible y esto nos va a beneficiar en el sentido de que va a evitar que esa lesión sea lo más leve posible.

Una vez hayamos recibido una descarga de calor o de cualquier otra etiología que pueda provocar la quemadura, la actuación inmediata de enfriamiento es lo que va a minimizar esa lesión. Esto es lo que vamos a hacer en primer lugar.

– R: ¿Cómo enfriamos esa quemadura?

– JM: Generalmente, lo más fácil, lo que más fácilmente tendremos a mano es agua. Agua o cualquier otro líquido que no sea corrosivo, lógicamente. Digo lo del líquido corrosivo porque aunque pueda parecer extraño, dentro de la cultura popular hay un sector de población, que por esa especie de leyendas urbanas, o de trasmisión de padres a hijos, de un familiar a otro o de vecinos, hay personas que se aplican productos como por ejemplo lejía. La lejía que se utiliza para la limpieza o para la ropa, aplicada directamente.

Esto es un error grave, porque lo que vamos a conseguir, aunque subjetivamente, en un primer momento vamos a notar una especie de frescor, pero lo que vamos a conseguir es una quemadura química sobre una quemadura probablemente térmica inicial.

No se sabe muy bien la procedencia, pero esta leyenda está muy extendida, al margen de otros productos más o menos antipáticos o incluso dañinos.

Lo ideal es agua, agua potable y muy importante a temperatura ambiente, cuando hablamos de a temperatura ambiente, también pueden ser muy variables los ambientes, pero nos referimos a idealmente, tal como sale del grifo, que vendrá a salir entre unos 15, 18, 20, 22 ºC máximo. Esta es la temperatura de enfriamiento ideal.

Una salpicadura de aceite, un contacto con la plancha, con el horno, incluso un pequeño cortocircuito que te hace un chispazo y te da una llamarada… debajo del grifo 10-15 minutos es lo que más nos va a calmar.

A partir de ahí, depende de cada lesión, habrá que acudir a un centro asistencial, o si es una pequeña lesión sin mayor importancia, pues idealmente cubrirla con un apósito limpio, con algún antiséptico no muy agresivo.”

Seguiremos hablando con este experto en quemaduras para que nos explique más cosas sobre su tratamiento y prevención.

Consejos ante una quemadura en el hogar.

4 Comments

  • Enhorabuena Rosa, creo que el experto elegido no podía ser mejor. Para mí es una de las personas que más saben de las quemaduras en nuestro país.
    Muchísimas gracias por este vídeo, genial trabajo, como siempre.

  • Hola Rosa me llamo Manuela y soy cuidadora profesional,muy interesante este video aunque creemos muchas veces que algo como las quemaduras puede ser un tema que ya dominamos que bién viene de oirlo de una persona experta.Lo de la lejia es cierto alguna vez lo he oido incluso recuerdo que de niña nos decian que el vinagre, aunque mi madre siempre decia agua mucha agua!! de todas formas es un gusto ver estos videos.un saludo

  • Pilar, gracias por tus palabras y por pasarte por aquí y comentar.
    Ha sido un lujo contar con Josep mª Petit en el Blog de Rosa.
    Un abrazo

  • Manuela, un placer que te pases por el blog y que comentes. Gracias por tus palabras. Realmente este blog está ideado para vosotras, las cuidadoras, que con mucha disposición y conocimientos hacéis un trabajo loable.

    Cuenta conmigo para lo que necesites y en la pestaña “Sugerencias” del Blog puedes hacer cualquier sugerencia de tema que quieres que trate.

    Un abrazo

    Rosa

Deja tu comentario

oct 15, 2011

Hemorragia

 

Tras una herida profunda puede presentarse una hemorragia. La visión de la sangre asusta. Intenta mantener la calma.

Acuesta o recuesta al herido. Comprueba su estado de conciencia y aplica presión en la herida, con una gasa, tela, ropa o incluso con las manos dentro de una bolsa directamente.

Mantén la presión hasta que ceda el sangrado, no levantes el vendaje para saber si ha parado la hemorragia, coloca una nueva gasa por encima hasta que no se empape.

La mayoría de las veces, se puede detener el sangrado aplicando presión sobre la herida.

Cuando ceda el sangrando, envuelve la  herida con una gasa y aplica hielo durante 10 minutos. En este vídeo te muestro cómo hacerlo.

Siempre que sea posible, levanta la zona afectada por encima del nivel del corazón.

En heridas por abrasión, lava la herida para retirar restos o suciedad. Si hay algún objeto introducido no lo retires, puedes provocarle más daño.

Si la herida es por cuchillo, aplica una compresa húmeda alrededor y busca ayuda. No saques el cuchillo si aún está clavado.

En el caso de heridas abdominales y torácicas, tapa con gasa y busca ayuda sanitaria.

No hagas un torniquete. Puedes causar lesiones. Sólo se debe efectuar en caso de heridas que causan pérdida de una parte de una extremidad o aplastamiento grave, en estos casos, se debe colocar por encima del codo (brazos) o por encima de la rodilla (piernas)

No limpies una herida grande, al retirar el coágulo que se forma puede sangrar más. Debes aplicar presión sin limpiar la herida.

No uses algodón, las fibras se adhieren a la herida y al retirarlas puedes hacer que sangre más.

Puedes usar una compresa femenina para hacer presión, absorbe y no deja pasar la sangre.

Las heridas que han sangrado abundantemente deben ser valoradas por un profesional sanitario, también las producidas por mordeduras o arañazos de animal y las que presentan signos de infección (enrojecimiento, dolor, hinchazón).

Mantén al día la vacunación antitetánica, acude a tu centro de salud para que te vacunen si no lo estás.

Deben ser valoradas siempre las heridas con hemorragia en personas mayores, diabéticas o en tratamiento con fármacos que alteran la coagulación de la sangre.

En caso de golpe en la cabeza, si aparece sangre por el oído, tumba al herido de lado sobre el oído que sangra, no tapones el oído ni introduzcas nada en él. Llamar enseguida a emergencias.

En caso de sangrado nasal (epistaxis), te explico en este vídeo cómo actuar. 

Si hay sangrado por la boca, ano o por los genitales debe ser valorado siempre en un centro sanitario. 

Deja tu comentario

Páginas:12»

Comparte en Twitter

ROSA

IMG_20151021_191540-1_opt

Diplomada en Enfermería y Licenciada en Antropología. Cuidando desde hace 20 años, en este blog enseño a cuidar. Actualmente trabajo en emergencias

El Blog de Rosa Premio “Mejor Blog para Pacientes” en la V Edicion Favoritos en la Red 2012

Premio Favoritos en la Red 2012

El Blog de Rosa cuenta con el apoyo de

TicSalut. Tecnologia, innovació i salut
Escuela de pacientes
OPIMEC

Videos de pediatria revisados y avalados por

logo4

Recibe los videos por email

Archivos

Este blog se publica tambien en PaperBlog