dic 3, 2011

Caídas

Tras una caída actúa de la siguiente manera.

Si estás solo:

Colócate boca arriba, estira un brazo y dobla la pierna contraria, gírate hacia el lado donde tienes el brazo estirado e intenta darte la vuelta, colocándote boca abajo.
Intenta gatear hasta llegar a un apoyo que puedas usar para ayudar a levantarte, un mueble o una silla o sofá pesados. Si el mueble es ligero no lo uses, puede volcarse.

Con ayuda:

Acércate y comprueba si responde. Pregúntale si presenta dolor en alguna parte de su cuerpo.

Comprueba si está sangrando, también detrás de la cabeza.

Si tiene dolor, sangra o tiene un bajo nivel de conciencia, llama a un servicio de emergencias o pulsa el botón de teleasistencia si lo tuviera.

Si está alerta y no presenta dolor localizado, mira sus extremidades, comprueba que puede flexionarlas, pudiera tener una lesión que no esté sintiendo. Si hay un bloqueo o siente dolor a la flexión puede haber una fractura, avisa a un servicio de emergencias y no lo muevas.

Si puedes flexionar sus brazos y las piernas o lo puede hacer él mismo, ayúdale a colocarse boca arriba y observa sus piernas. Si una de ellas está hacia afuera y parece algo más corta que la otra, puede tener una fractura de cadera, no lo muevas y avisa a un servicio de emergencias.

Si tiene una posición normal y no presenta dolor ni acortamiento en las piernas o dolor en la cadera puedes ayudar a que se ponga de pie.

Si la persona necesita algo más que una mínima ayuda, no intentes levantarla. No podrás hacerlo solo.

Acércale un mueble pesado y estable (un sofá, una silla pesada o con un peso en el asiento) y ayúdale a girarse boca abajo tal como se indica en el apartado anterior “si estás solo”.

Coloca una silla detrás de él y ayúdale a incorporarse con la ayuda del mueble o apoyo lo suficiente como para sentarse en la silla que has colocado detrás.

Vigila tu posición en todo momento, dobla siempre las rodillas si vas a tener que hacer fuerza. Recuerda que debes hacer la fuerza con los músculos de las piernas y no de la espalda, mantén la espalda recta en todo momento e inclinada hacia delante desde tus caderas. Las piernas separadas y los pies bien apoyados en el suelo.

Acércate lo máximo posible a él en el momento de ayudarle, es mejor mantener el peso siempre lo más cerca del cuerpo posible.

Una vez esté sentado vuelve a valorar su estado de conciencia haciéndole preguntas sencillas. Averigua la causa que lo hizo caer y si no recuerda el motivo de la caída o está confuso debes avisar a un servicio de emergencias.

También si presenta algún signo de accidente vascular cerebral tal como explico en este vídeo.

Si es diabético o hipertenso debe ser valorado por un profesional sanitario en cuanto antes.

También si ha habido un golpe en la cabeza al caerse o si ha permanecido mucho tiempo en el suelo hasta la llegada de la ayuda.

La caída es una señal de alerta que debe ser valorada por un profesional sanitario para conocer las causas, consecuencias y circunstancias por las que ocurrió la caída, así como para revisar la medicación y ajustar las dosis.

Es recomendable revisar el hogar para evitar nuevos riesgos.

Recuerda que el sedentarismo es una causa que aumenta el riesgo de caída por lo que el inicio de una actividad física adecuada a la edad y al estado de salud será beneficioso pare evitar futuras caídas.

 

Este contenido está publicado bajo la licencia Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported de Creative Commons.

Deja tu comentario

Comparte en Twitter

ROSA

IMG_20151021_191540-1_opt

Diplomada en Enfermería y Licenciada en Antropología. Cuidando desde hace 20 años, en este blog enseño a cuidar. Actualmente trabajo en emergencias

El Blog de Rosa Premio “Mejor Blog para Pacientes” en la V Edicion Favoritos en la Red 2012

Premio Favoritos en la Red 2012

El Blog de Rosa cuenta con el apoyo de

TicSalut. Tecnologia, innovació i salut
Escuela de pacientes
OPIMEC

Videos de pediatria revisados y avalados por

logo4

Recibe los videos por email

Archivos

Este blog se publica tambien en PaperBlog