jul 15, 2016

Qué tomar para el dolor

En casa solemos tener diferentes analgésicos que podemos utilizar ante dolor o molestias.

Los más conocidos son el paracetamol y el ibuprofeno, ambos se dispensan sin receta médica, pero es importante conocer cómo funcionan y qué usos tienen.

Un analgésico es un medicamento que ayuda a eliminar el dolor. El más conocido y utilizado es el paracetamol.

El paracetamol a parte de ser analgésico (alivia el dolor), es antipirético (baja la fiebre), por lo que es el medicamento más adecuado para tomar en aquellos estados febriles en los cuales también tenemos molestias, como por ejemplo un cuadro de catarro o gripe.

Las presentaciones más generales son en comprimidos de 650 mg o de 1 g. La dosis recomendada en adultos es de un comprimido de 650 mg cada 6/8 horas o un comprimido de 1 g cada 8 horas. No se debe superar esa dosis.

El ibuprofeno es analgésico (alivia el dolor), antipirético (baja la fiebre) y antinflamatorio (reduce la inflamación).

Es el medicamento de elección en aquellas molestias que se acompañan de inflamación como: dolor en el cuello por faringitis, dolores musculares, etc.

La presentación general para adultos es de 400 mg y de 600 mg, no se debe superar los 3 comprimidos diarios.

Se aconseja tomar este medicamento tras comer, ya que es agresivo para la mucosa gástrica.

No se debe tomar el ibuprofeno más de 3 días seguidos sin consultar con un profesional sanitario.

Nunca tomes un analgésico sin recomendación de un profesional sanitario si:

Tomas más de 4 fármacos distintos.

Si padeces de una enfermedad en el hígado, estómago o páncreas.

Si estás tomando SINTROM ® (anticoagulación oral)

Si padeces de una enfermedad en el riñón.

Y recuerda que ante cualquier duda, debes consultar con un profesional sanitario.

¿Por qué tomamos antiinflamatorios contra el dolor?. Raúl Ferrer. Blog de Fisioterapia en Atención Primaria.

¿Nos hace falta tomar tantos medicamentos? Doctor Casado. Blog de la Consulta del Dr Casado.

Diferencias entre ibuprofeno y paracetamol. Quemedaspara

Este contenido está publicado bajo la licencia Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported de Creative Commons.

Deja tu comentario

jun 12, 2016

Menos sal es más salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja un consumo de 5 gramos de sal al día (el equivalente a una cucharita de café), pero la media de consumo en España es de 10-12 gramos de sal al día.

La mayor parte del consumo de sal en los alimentos proviene de productos envasados y precocinados, por lo que es aconsejable disminuir su consumo.

Una de las consecuencias del aumento de consumo de sal, es el aumento de la presión arterial y la retención de líquidos, haciendo que el corazón y los riñones deban trabajar a un ritmo más elevado. Un exceso de sal, se elimina en orina con un exceso de calcio, contribuyendo también a la aparición de osteoporosis.

Acostúmbrate a leer siempre las etiquetas de los productos envasados. Multiplica la cantidad de sodio x 2,5 para saber la cantidad de sal que contienen.

Lee también las etiquetas del agua embotellada y elige aquellas que contengan menor cantidad de sodio.

Para disminuir el consumo de sal, sigue estos consejos:

-Coge menos sal para sazonar los alimentos, el “pellizco” de sal puede ser más pequeño.

-Añade la sal en el alimento cocinado, pruébalo antes, porque puede ser que no sea necesaria.

-Sustituye la sal por especias. Acostúmbrate al sabor de nuevas especias.

-Quita el salero de la mesa.

-Aliña las ensaladas con limón.

-No consumas bollería industrial (contienen sal).

-Evita el uso de pastillas de caldo procedente de concentrado.

-Disminuye o elimina el consumo de: encurtidos, embutidos, patatas fritas de bolsa, anchoas, ketchup, mostaza o salsas de carne envasadas.

-Evita la comida precocinada o los alimentos preparados congelados o enlatados.

-Evita las bebidas carbonatadas, llevan sodio.

 

Si usas una alternativa a la sal, debes comentárselo a tu profesional de la salud, ya que suelen llevar potasio y su exceso puede ser dañino para algunas personas.

Los medicamentos “efervescentes” contienen sal, también debes evitarlos o buscar fórmulas alternativas del mismo producto.

Menos sal es más salud.

 

Directrices: Ingesta de Sodio en adultos y niños. OMS (pdf)

Cuida tu corazón: Consejos para comer sin sal. Osakidetza (pdf)

Plan Cuidate+. Ministerio de Sanidad

Dieta sin sal. Rioja Salud

Dieta sin sal. Parc Salut Mar (pdf)

 

Menos sal, más vida

Para Todos. La 2. Consumo de sal

Este contenido está publicado bajo la licencia Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported de Creative Commons.

Deja tu comentario

Páginas:«123456789...72»

Comparte en Twitter

ROSA

IMG_20151021_191540-1_opt

Diplomada en Enfermería y Licenciada en Antropología. Cuidando desde hace 20 años, en este blog enseño a cuidar. Actualmente trabajo en emergencias

El Blog de Rosa Premio “Mejor Blog para Pacientes” en la V Edicion Favoritos en la Red 2012

Premio Favoritos en la Red 2012

El Blog de Rosa cuenta con el apoyo de

TicSalut. Tecnologia, innovació i salut
Escuela de pacientes
OPIMEC

Videos de pediatria revisados y avalados por

logo4

Recibe los videos por email

Archivos

Este blog se publica tambien en PaperBlog