oct 10, 2011

Parto. Cuándo ir al hospital y qué llevar

 

¿Cómo saber que ha llegado el momento de ir al hospital? ¿Qué debo tener preparado?

Nos lo cuenta Mar, una enfermera embarazada de su segundo hijo.

Transcripción de la conversación:

-“Rosa: ¿Cuándo sé que llega el parto y debo ir al hospital?

– Mar: Cuando hemos estado hablando de las contracciones, en principio cuando están cada cinco minutos es cuando deberíamos ir. O bien, que también puede pasar, si hemos roto la bolsa de aguas, entonces también nos tenemos que acercar la hospital.

Quiero explicar que, la rotura de la bolsa de agua, primero se cae el tapón mucoso, que es un poco rosáceo y que nos puede dar la sensación de que estamos sangrando pero no lo es, porque no es una hemorragia franca.

Luego lo que haces es soltar el líquido, que te das cuenta porque parece que te has hecho pipí encima. Y puede que empieces inmediatamente con las contracciones o no. En todo caso, siempre hay que ir (al hospital).

Aunque se rompiese la bolsa de las aguas dos meses antes, por ejemplo, del (final del) embarazo, no quiere decir que tengas que dar a luz en ese momento. Puedes mantener el feto dentro de ti sin líquido amniótico, lo que pasa que hay que controlar el tema de las infecciones, porque el líquido amniótico protege al bebé de las agresiones externas.

– Rosa: ¿Tengo que ir al hospital si tengo contracciones aunque no haya roto aguas?

– Mar: Si, si, si, siempre.  Cada cinco minutos (intervalo entre contracciones), más o menos, es cuando deberías irte ya para el hospital.

– Rosa: ¿Qué tengo que preparar para el hospital y cuándo?

– Mar. A partir de las treinta y cinco semanas deberíamos tener preparadas la canastilla del bebé y la nuestra.

En la del bebé: la ropita que tú le has comprado, que tú le has elegido. Es importante que le guardes, cinco o seis juegos de ropita, pijamitas… tienes que llevarte pañales, la colonia… Si vas a utilizar biberón porque no has decidido darle lactancia materna, pues también el biberón poderle ir dando…

Para ti: camisones o pijamas cómodos que permitan, sobre todo si vas a dar el pecho, la abertura delantera para darle el pecho. Es importante porque, tienes muchas visitas en la clínica, entonces te sentirás más cómoda llevando ese tipo de pijamas o ese tipo de camisones que no si tienes que estar pendiente de quién está o quién no está delante tuya.

Recomiendo las bragas desechables, porque los primeros días después del parto nuestro útero se sigue contrayendo, una vez que se ha desprendido la placenta, para poder cortar las hemorragias, es una regla muy abundante. La ropa interior nuestra se quedaría inservible, la tendríamos que tirar. Entonces venden en las farmacias, seguramente en algún sitio más, bragas desechables de papel que son de un solo uso y que los tres o cuatro primeros días van estupendas, porque no pasa nada si se manchan, a la basura y se acabó. Y al día siguiente otras nuevas.”

 

¡Qué buenos consejos para las futuras mamás! Gracias, Mar.

Si queréis seguir escuchándola. Aquí explica más cosas.

Este contenido está publicado bajo la licencia Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported de Creative Commons.

1 Comment

Deja tu comentario

Comparte en Twitter

ROSA

IMG_20151021_191540-1_opt

Diplomada en Enfermería y Licenciada en Antropología. Cuidando desde hace 20 años, en este blog enseño a cuidar. Actualmente trabajo en emergencias

El Blog de Rosa Premio “Mejor Blog para Pacientes” en la V Edicion Favoritos en la Red 2012

Premio Favoritos en la Red 2012

El Blog de Rosa cuenta con el apoyo de

TicSalut. Tecnologia, innovació i salut
Escuela de pacientes
OPIMEC

Videos de pediatria revisados y avalados por

logo4

Recibe los videos por email

Archivos

Este blog se publica tambien en PaperBlog